Llega el buen tiempo, llega el verano, el momento perfecto para hacer una escapada por las verdes tierras asturianas, y más concretamente por la preciosa ciudad de Oviedo, una ciudad milenaria que merece la pena ser descubierta. Si vas a visitar esta ciudad debes conocer los lugares imprescindibles a visitar.

En cada una de las calles ovetenses se puede encontrar color, cultura, naturaleza, historia, y gente encantadora dispuesta a acoger a todos aquellos que acudan a visitar y conocer su ciudad. Si quieres saber qué ver en Oviedo en un día, ¡sigue leyendo!

Lugares para ver en Oviedo en un día

Oviedo es una ciudad con muchos atractivos, de modo que si tienes la gran oportunidad de sumergirte en ella es interesante que descubras algunos de los lugares más representativos de la ciudad. Patrimonio de la Humanidad y capital del Principado de Asturias, Oviedo es una ciudad realmente majestuosa y encantadora donde rebosa color, alegría y diversión.

Uno de los lugares más interesantes qué ver en Oviedo en un día es la Plaza de la Constitución, una de las visitas turísticas más relevantes de la ciudad, ya que en la misma se ubica el Ayuntamiento y la Iglesia de San Isidoro. Los orígenes de esta plaza se remontan al siglo VIII, una plaza que recoge toda la esencia señorial de Oviedo.

El segundo gran punto neurálgico del casco antiguo de la capital asturiana es la Catedral de Oviedo, de hecho es una de las construcciones más reconocidas y populares de toda Asturias. No te debes perder la visita a su Cámara Santa, donde encontrarás reliquias de gran valor, como la Cruz de la Victoria, la Cruz de los Ángeles y la Caja de las Ágatas, todas ellas impresionantes y valiosas piezas de orfebrería visigoda.

Dentro del casco antiguo de la ciudad ovetense, descendiendo por la Calle Fierro desde la ya mencionada plaza de la Constitución, se localiza la Plaza del Fontán, donde se ubica el Mercado El Fontán. En esta popular plaza con forma rectangular encontrarás restaurantes y sidrerías en los que poder degustar riquísimos platos tradicionales de la gastronomía asturiana.

En el centro de Oviedo se localiza el Campo San Francisco, un precioso parque donde tanto los lugareños como los visitantes de la ciudad pueden disfrutar contemplando patos y pavos reales. Es considerado como el principal pulmón verde de la capital asturiana. Cuenta con una extensión de unos 90.000 m2. Posee altos árboles, destacando sus castaños, robles y negrillos, así como varios monumentos, como el canapé neoclásico de la Silla del Rey o las ruinas de la portada románica de la antigua iglesia de San Isidoro.

Ahora que ya sabes qué ver en Oviedo en un día, ahora que ya conoces algunos de los principales encantos de la ciudad, te toca comenzar a disfrutar de tu estancia en la capital asturiana. ¡Seguro que repetirás!